Sigue este blog

miércoles, 16 de septiembre de 2009

JUEGO TRABAJO

JUEGO TRABAJO

Es una actividad fundamentalmente creadora donde se conjugan el placer con la realidad. Posee del juego lo placentero y del trabajo el cumplimiento de un fin establecido.

El juego -trabajo constituye uno de los momentos más importantes de la tarea educativa en el jardín de infantes y el de más larga duración dentro del horario escolar.
En la medida que, partiendo del juego como método, podemos definir algunos conceptos básicos y normas de funcionamiento generalizables a cualquier situación, es susceptible de ser caracterizado como una técnica.
Esta técnica ofrece al niño la posibilidad de disponer de elementos y formas para realizar sus aprendizajes ya que le permite experimentar, dialogar, elaborar conflictos, superar dificultades, comunicarse, construir, pedir colaboración, crear.
Entendemos como técnica todo procedimiento o modo de actuar sobre la realidad que conduce a un fin propuesto.
Es un momento dentro de las tareas del jardín donde se cumplen actividades en forma individual y en pequeños grupos.
La maestra jardinera posibilita al niño disponer de una serie de materiales que le posibilitan aprender libremente dentro de su nivel e intereses, y es quien debe guiar y organizar ese juego transformándolo así en una actividad útil para proporcionar al niño un mejor desarrollo de su personalidad, estimulando la iniciativa, favoreciendo la organización de actividades mentales, desenvolviendo el sentido estético y la imaginación creadora, favoreciendo la socialización, contribuyendo a la formación de hábitos, habilidades y destrezas, fomentando la progresiva coordinación oculo-manual, aproximándolo a la realidad e incrementando la confianza y seguridad en sí mismo,creando y desarrollando su estilo propio.
El niño dentro de éste momento de la tarea, que posee una metodología que le es propia, elige su actividad entre una gama muy amplia de alternativas e interacciona con el otro al participar en pequeños grupos.
Al posibilitarle elección al niño se le crea conflicto y resolverlo implica una respuesta y compromiso frente a dicha elección.
A través de los distintos sectores de trabajo, el niño encuentra estímulos para resolver problemas por experimentación activa, enfrenta distintas situaciones y los resuelve por sí mismo.
Es importante determinar la cantidad de opciones que se le ofrecen para no confundirlo ni limitarlo.
Cada rincón se caracteriza por una forma especial de trabajar, pero eso no quiere decir que sea la única, dado que el niño se manifiesta en forma íntegra a través de todas sus áreas de conductas.
Es fundamental el manejo que se haga del ambiente físico y es importante que existan alternativas de juego en un mismo espacio que la maestra pueda supervisar.
Las áreas de trabajo se movilizan constantemente en función de los intereses del niño, se varían los materiales y por ende se enriquecen.
Las experiencias y materiales convienen presentarlos en forma que despierten en el niño posibilidades de crear, expresar, comunicar, o sea que los materiales deben ser seleccionados y ajustados al grupo.
En ésta actividad el niño es quien elige, planifica, realiza y evalúa su propio quehacer aprendiendo con los otros y de los otros...........................................................
Principios sobre los que descansa la existencia y la utilización del juego trabajo en el nivel inicial.
1- El juego y el trabajo son factores vitales en la vida del niño.
2- El juego trabajo:
a) Facilita la integración social y la comunicación entre los participantes.
b) Respeta el ritmo particular de desarrollo y maduración del niño.
c) Promueve el ejercicio de la libertad, en la medida en que cada niño es capaz de decidir dentro de un margen adecuado de posibilidades.
d) Posibilita la experiencia directa con objetos y la resolución de situaciones problemáticas.
e) Satisface necesidades e inquietudes y genera otras nuevas.
f) Atiende al desarrollo armónico y bien integrado de los tres aspectos de la personalidad: intelectual, socio-afectivo y psicomotriz.
g) Estimula la adquisición progresiva de la realidad en un progreso gradual de crecimiento.
La maestra colabora como coordinadora de ésta actividad que favorece el aprendizaje de todos y cada uno en las distintas áreas.
La dinámica del juego-trabajo está determinada por el grupo de niños que participan, de acuerdo con su nivel de maduración y los estímulos de la maestra.
La duración de este momento, debe variar según la edad de los niños, dado su margen de atención, fatiga y concentración. Atendiendo a ello este período puede durar entre cuarenta minutos en la sección de 4 años y cincuenta minutos en la sección de 5 años, teniendo en cuanta que el tiempo indicado es sólo aproximado y flexible.
Consta de cuatro momentos:
a) Planificación.
b) Desarrollo.
c) Orden.
d) Evaluación.
Planificación: se lleva a cabo cuando los niños seleccionan el área preferida para jugar y el material que utilizarán.
En éste momento la participación de la maestra será mínima. Solamente cuando sea necesario hará sugerencias a los indecisos para ayudarlos a definirse, pero siempre que no sean sugerencias que indiquen como actuar.
En cada edad, los niños realizan la planificación de diferente modo, de acuerdo a la etapa evolutiva alcanzada.
Ejemplo. A los cuatro años, sin experiencia previa, seleccionarán el material que utilizarán y nominarán el área. En cambio a los cinco años estarán en condiciones de presentar un verdadero plan de trabajo, en conjunto con los compañeros que hayan seleccionado la misma área y de aportar motivaciones y soluciones.
Los niños pueden seleccionar distintas área, pero es importante que todos escuchen las diversas planificaciones y se interesen por lo que harán los demás pues ello les puede aportar nuevas ideas y posibilidades y facilitar la interacción general.
Esta forma de planificar permite que los niños visualicen inmediatamente los elementos de área, lo que les facilitará la tarea y la “discusión” sobre la forma de compartir los materiales que son deseados por muchos.
Es conveniente también estimular la concurrencia equilibrada de los niños en cada área de juego.
Desarrollo:
El desarrollo del juego trabajo es el momento de mayor duración, ya que comprende la concreción de las actividades planificadas. No obstante, su extensión dependerá de las características, la edad e intereses de los niños.
Ejemplo. Un niño de 4 años que por primera vez concurre al jardín, intenta a veces cambiar constantemente de lugar, se interesa por todo y dedica poco tiempo a la actividad planificada. El niño de 5 años, en cambio, le dedica mayor tiempo; es capaz de analizarla, perfeccionarla y concluirla.
Durante el desarrollo de la tarea, la maestra se limitará a la observación de las actividades, es decir, se desplazará por todas las áreas de juego interesándose por lo que en ellas se realiza, pero sin intervenir. Solo lo hará en aquellos casos que le sea solicitado.
Además, su recorrida le permitirá prestar ayuda a quien lo solicita, estimular a todos, observar y conocer a los niños.
Orden:
El momento de orden incluyen todas las actividades destinadas específicamente a guardar y limpiar los elementos, materiales y accesorios utilizados. Se organizará de modo tal que la sala quedará en perfectas condiciones de higiene y orden.
En el caso de que los niños hayan armado una construcción con bloques, el trabajo se conservará hasta el momento en que finalice la evaluación, con el fin de que todo el grupo pueda verla y evaluarla.
El tiempo dedicado a ésta tarea, variará según la edad.
Por ejemplo un niño de 4 años, que ya puede diferenciar el orden del desorden, es capaz de acomodar el material utilizado. Lo hace superficialmente, y por lo tanto, con mucha rapidez. En cambio el niño de 5 años no le interesa sólo mantener los materiales en buen estado sino que también ordenarlos siguiendo un criterio de clasificación, lo hace en forma concentrada y efectiva.
Evaluación:
Es el momento en que los niños se reúnen alrededor de la maestra para considerar el resultado de las actividades.
Es el momento en que algunos o todos, según el caso, presentarán su obra o contarán su experiencia, aunque es común iniciarlo con la evaluación del orden.
De todos modos será el niño quien hable y la maestra quien guíe la actividad.
Es importante recordar que el objetivo de la evaluación es reconocer el trabajo, promover el cambio y estimular el progreso a través de los comentarios y el intercambio de experiencias y comprobar los objetivos.
Todo ello se logrará con la ayuda de la maestra , quien considerará todos los trabajos como igualmente importantes y los elogiará del mismo modo. Es importante que la evaluación no se convierta en una crítica para aquellos cuyas obras no se adecuen a lo esperado por su nivel de maduración o no tengan condiciones.
Sería deseable, aunque a veces el tiempo no lo permite, hacer una evaluación de todo lo acontecido durante el desarrollo del juego-trabajo.
Ejemplos: los niños de 4 años hacen referencia a lo que hicieron y cómo lo hicieron, pero en forma breve, pues se cansan rápidamente. A los 5 años, les place en cambio, describir sus trabajos con todo detalle o contar sus dificultades y las soluciones que aportaron a las mismas. Además opinan sobre la actuación y los productos de los compañeros lo que lleva a que se produzcan interesantes intercambios.
Será productivo para la maestra llevar un control de la asistencia de los niños a las diferentes áreas de juego. Ello le permitirá no solo conocer las naturales inclinaciones y condiciones individuales de los niños, sino también guiar mejor la planificación del juego-trabajo y lograr que cada uno concurra a todas las áreas en forma equilibrada.
Áreas de juego trabajo:
área de las dramatizaciones:
área de los bloques.
área del arte.
área de la biblioteca.
área de la madurez intelectual.
área de las ciencias.
área de la carpintería.
Las distintas áreas pueden denominarse por la actividad, pero también pueden hacerse teniendo en cuenta las sugerencias de los niños como colores o asignación de imágenes que lo identifiquen.
4 años:
Dramatizaciones:
Comienza a elegir roles que generalmente no mantiene hasta el final. Predomina la acción a la palabra. Suelen surgir enfrentamientos derivados del menor grado de autocontrol. Exterioriza conflictos que busca resolver.
Bloques:
Las construcciones que realiza son generalmente en el plano horizontal. Apila, alinea, traslada, derrumba. Usa accesorios tales como autos, animales, camiones.
Arte:
Ésta es una etapa más de exploración que se expresión con los materiales. Aparecen formas y figuras progresivamente identificables. El lenguaje acompaña, incentiva y traduce la actividad gráfico-plástica.
Biblioteca:
Hojea libros de imágenes y de cuentos. Prevalece la imagen. Puede armar libros con ilustraciones que le provee el docente y se que incorporan al rincón. Confecciona álbunes de fotos familiares.
Madurez intelectual:
Juega con elementos y materiales que favorecen la psicomotricidad: plantado, ensartado, enhebrado, encajes. Agrupa objetos concretos.
Ciencias:
Puede comparar y agrupar elementos coleccionados en su experiencia diaria. Con respecto a sí mismo sabe que crece y que debe protegerse y alimentarse. Observa y atiende animales de la sala. Establece relaciones de causa-efecto en hechos próximos.
5 años:
Dramatizaciones:
Se organizan en grupos de hasta cinco niños. Asumen y mantienen su rol durante todo el período. Usan y exigen elementos para dramatizar, vuelcan en el juego el contenido de sus experiencias. Incorporan y ofrecen elementos de y hacia otros rincones.
Bloques:
Logra cierto dominio de la altura. Su mayor grado de coordinación le permite el equilibrio en las construcciones. Combina formas y representa la realidad. Incorpora mas accesorios.
Arte:
Se multiplican y diversifican los temas figurativos. Se va conquistando el espacio gráfico. Participa en sencillos proyectos mediante el uso de técnicas combinadas. Confecciona elementos para incorporar a los otros rincones. Puede trabajar en equipo.
Biblioteca:
Puede armar sus propios libros seleccionando, recortando y pegando figuras que elige generalmente de revistas en desuso que aportan de sus hogares. Incorpora apoyos audiovisuales: grabador, rotafolio, etc. Se interesa por el texto. Pueden inventar sus propias secuencias narrativas individuales o grupalmente.
Madurez intelectual:
Utiliza elementos que le permiten clasificar, seriar, poner en correspondencia, relacionar causa-efecto, integración de partes al todo. Agrupa y establece relaciones con imágenes gráficas y formas geométricas y abstractas. Participa en juegos pautados.
Ciencias:
Investiga y experimenta con seres vivos, inanimados y elementos naturales. Observa fenómenos de la naturaleza. Realiza germinadores, almácigos, transplantes de vegetales. Colecciona semillas, hojas, flores. Observa y compara tamaños, plumajes, pelaje, color y forma de vida de distintos animales. Colecciona insectos.
Carpintería:
En la primera etapa usa el telgopor, que le permite aserrar, pegar, ensamblar, clavar.
En la segunda etapa comienza a usar trozos ya cortados de madera para hacer armados y clavados.
En la tercera etapa anticipa, corta y arma. Puede recurrir a otros elementos para completar los trabajos. Puede reparar y fabricar objetos sencillo para la sala.

Bibliografía:
Cuadernillos para la trasformación pedagógica.
Apuntes del profesorado de Jardín de Infantes. Teresa de Ávila.
Alejandra Ojeda
Profesora de Jardín de Infantes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Amistad Bloguera de Todo Preescolar

Yo colaboro con blogs amigos

Aula Tic - Un Proyecto Entre Todos