Sigue este blog

jueves, 17 de septiembre de 2009

EL ELEFANTE PELADO

EL ELEFANTE PELADO


Almicar D’Andrea

Bartolo estaba muy triste, echado a la orilla del río. Por allí pasó el gorila Úrsulo.
-¿Qué te pasa que estás tan triste, Bartolo? –le preguntó
-Y... qué me va a pasar. ¿No ves que soy el único animal pelado de toda la selva?
Úrsulo, que era muy pícaro, vio la posibilidad de un buen negocio, y le dijo:
-Tienes razón, espérame aquí, que en seguida regreso- Y corrió hasta el lugar donde había visto un abrigo de pieles que seguramente se había olvidado algún cazador.
Cuando encontró el abrigo, lo sacudió, le arrancó las mangas, la solapa y los botones, y lo convirtió en una gran peluca.
Entonces, regresó al río, al encuentro de Bartolo.
Bueno, aquí traigo la solución para tu problema. Con esta peluca de león nadie se dará cuenta de que eres pelado. Si te gusta , te la vendo a buen precio.
Bartolo le pagó a Úrsulo lo convenido, le dio las gracias, se puso la peluca... Y, muy contento se alejó luciendo su flamante cabellera.
Una tarde, en que Bartolo estaba feliz, dándose un baño en el río, dos leones se acercaron a beber.
Al ver a Bartolo, le gritaron:
-¿De dónde sacaste esa cabellera de león? ¿Qué les has hecho a uno de nuestros hermanos?
Bartolo sintió mucho miedo, pero como sabía que los leones nunca se meten en el agua, se quedó en el medio del río, mientras los furiosos leones lo esperaban en la orilla.
Cuando se hizo de noche y los leones se quedaron dormidos... Bartolo salió del agua, dejó su peluca sobre una piedra y se alejó silenciosamente, caminó y caminó para irse muy lejos... Y mientras caminaba, pensaba que nunca más trataría de aparentar lo que no era.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Amistad Bloguera de Todo Preescolar

Yo colaboro con blogs amigos

Aula Tic - Un Proyecto Entre Todos