Sigue este blog

sábado, 27 de mayo de 2017

El uso del cuchillo en la sala

El uso del cuchillo en la sala... Siempre me he planteado cuán peligrosos son los cuchillos de plástico, tipo de cotillón, cuando llega el momento de cocinar, de preparar una ensalada de frutas, o de untar un dulce para preparar alfajores. Éstas y otras actividades que se realizan en el Jardín. Leyendo en la web, encontré este artículo, donde se representa la convicción de utilizar los cuchillos de verdad con los estudiantes, por supuesto enseñándole el debido uso. 
Se los comparto: 
Montessori Village
Fuente: http://www.montessorivillage.es/usando-el-cuchillo/

Los cuchillos siempre han formado parte de nuestra sociedad como objetos peligrosos y a mantener fuera del alcance de los niños. Se comienzan a utilizar con independencia a edades tardías y siempre bajo estricta vigilancia.
No obstante, todos los niños desde muy pequeños saben de su existencia, su nombre, para que sirve y también sabe que es peligroso y no se puede tocar! Forma parte de los utensilios necesarios para cortar alimentos y ayudarnos a comer y además, es de buena educación saber utilizarlos y no comer y cortar con las manos.
Entonces, si son utensilios necesarios y muy útiles a lo largo de nuestra vida. ¿Por qué aprendemos con cubiertos de juguete que no nos enseñan porque realmente no cortan? ¿Por qué sabemos que existen y los debemos utilizar pero no lo hacemos hasta que somos mayores?
La respuesta es clara: “Son peligrosos porque te puedes cortar.”
Montessori y los utensilios reales
Uno de los principios Montessori en cuanto a utilización de herramientas es que sean lo más real posible, ya que lograr el objetivo va directamente relacionado con la calidad del material y herramienta con la que trabajas. El mejor ejemplo son las tijeras para niños. ¿Cómo va a conseguir el niño terminar su tarea de recorte cuando esas tijeras de seguras que son, no cortan absolutamente nada? Esto da lugar a la frustración y al abandono de la tarea. Además puede darse el caso de que se vuelvan peligrosas ya que se les puede comenzar algún otro uso poco adecuado.
¿Debemos entonces dejar un cuchillo real a nuestro hijo? A lo mejor un cuchillo real no, pero si un cuchillo “funcional”.
Cuchillos funcionales para niños
Todos tenemos en casa los típicos cuchillos pequeños para untar mantequilla. Son de punta roma y no tienen dientes. Esos cuchillos son ideales para que los niños comiencen a cortar cosas blandas y a untar (queso de burgos, mermelada, margarina,) y ¡es un cuchillo de verdad!
No debemos olvidar que nosotros tenemos que estar con ellos, pero no para vigilar que no se corte (aspecto negativo), sino para enseñarle a utilizarlo bien (aspecto positivo).
También podemos utilizar con él las clásicas herramientas para cortar el huevo o usar las mandolinas para cortar patata, cebolla o tomate.

Ideas
1# Cortando plátano
2# Troceamos verdura
3# Enseñar a cortar con tijeras


Blog: http://www.montessorivillage.es/

28 de Mayo día de la Maestra Jardinera


El 28 de Mayo se festeja en Argentina, el día de la Maestra Jardinera y el día de los Jardines de Infantes. Esta entrada está dedicada a mis colegas, que con amor y vocación, llevan a cabo día a día esta hermosa labor de educar!!!
A tod@s MUCHAS FELICIDADES.....



Entradas en el blog:

http://marielaparmaeducacioninicial.blogspot.com.ar/2013/05/feliz-dia-maestra-jardinera.html

http://marielaparmaeducacioninicial.blogspot.com.ar/2010/05/una-verdadera-maestra.html



Una verdadera Maestra


Los primeros años de vida son los que forman el futuro de las personas, los que alientan sus motivaciones y marcan el principio de su desarrollo intelectual y motriz. La educación organizada y metodológica en esta etapa de la niñez permite un crecimiento más completo de los pequeños y facilita su inserción en la escuela primaria. A la destacada maestra Rosario Vera Peñaloza debemos su difusión en nuestro país.
El 28 de mayo de 1950, a los 77 años, falleció Rosario Vera Peñaloza, destacada educadora riojana que fue declarada por sus seguidores como "La Maestra de la Patria". En homenaje a ella, la fecha de su fallecimiento fue perpetuada como "Día de la Maestra Jardinera" y "Día de los Jardines de Infantes".

Cuando cumplió las bodas de oro (50 años) como docente, sus colegas, alumnos, ex alumnos y amigos (de nuestro país y de los países vecinos) le ofrecieron un gran homenaje y le regalaron un libro con dedicatorias y firmas encabezado con el siguiente texto: "A Rosario Vera Peñaloza, espíritu superior, noble y generoso, mujer abnegada y educadora ejemplar, que se ha dado y se da por entero a la educación sin reparar en sacrificios y sin esperar recompensa". En el mismo álbum, que "devotamente le ofrecen sus amigos de todo el país, colegas, admiradores y ex discípulos, como modesto recuerdo en sus bodas de oro con la escuela argentina", le otorgan un honorífico título, en los siguientes términos: "tiene ganado en buena ley, por su vasta cultura, su clara inteligencia y su gran corazón, el título de MAESTRA DE LA PATRIA". El obsequio está fechado, en coincidencia con el Día del Maestro, el 11 de septiembre de 1945.
Rosario Vera Peñaloza nació el 25 de diciembre de 1873 en un pueblo de La Rioja llamado Atiles. Sus padres, Eloy Vera y Mercedes Peñaloza, fallecieron siendo ella muy pequeña, por lo que quedó al cuidado de su tía materna, quien le enseñó las primeras letras. Estudió en San Juan, La Rioja y Paraná, donde finalizó el profesorado en 1894 y obtuvo el título Superior de Enseñanza. Además estudió trabajo manual, dibujo y pintura, modelado, tejido de telares, corte y confección, grabado, ejercicios físicos y artes decorativas.
Su enorme amor por el aprendizaje fue el mismo que la llevó a dedicar toda su vida a la enseñanza. En 1900 fundó el primer jardín de infantes argentino, como anexo a la Escuela Normal de La Rioja. Luego haría lo propio en Córdoba, Buenos Aires y Paraná, y comenzó a estudiar planes y elaborar programas de educación preescolar. En 1931, el Consejo Nacional de Educación le encargó la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, que aún funciona en la calle Cátulo Castillo 2750 de la Capital Federal, bajo el nombre de "Complejo Museológico" del Instituto Félix Bernasconi.
También se encuentra entre su legado una distinguida obra escrita, con obras como: "El hombre que rehusó el Olimpo"; "Los hijos del sol"; "Historia de la Tierra"; "Un viaje accidentado"; "Cuentos y Poemas" y "Pensamientos breves sobre juegos educativos". Además, obtuvo el primer premio del Instituto Sanmartiniano por su "Credo Patriótico" y una condecoración por "Vida del General San Martín" adaptada para niños.
Sin lugar a dudas, el avance de los jardines de infantes en la Argentina se debió al impulso dado por Rosario Vera Peñalosa junto al grupo de maestras que la acompañaba, siendo sus principales postulados: el uso de las manos como herramientas creadoras; la observación de la naturaleza como proveedora de material didáctico y la importancia de hacer los trabajos en forma de juegos.
También en su homenaje, dos destacados autores argentinos compusieron una zamba llamada "ROSARITO VERA, MAESTRA". La letra es de Félix Luna, la música de Ariel Ramírez, y su texto el siguiente:


¡Bienhaiga! niña Rosario
todos los hijos que tiene,
¡millones de argentinitos
vestidos como de nieve!
¡millones de argentinitos
vestidos como de nieve!
Con manos sucias de tiza
siembras semillas de letras
y crecen abecedarios
pacientemente maestra.
Yo sé los sueños que sueñas
Rosarito Vera, tu vocación,
pide una ronda de blancos delantales
frente al misterio del pizarrón.
Tu oficio, que lindo oficio
magia del pueblo en las aulas.
Milagro de alfarería
sonrisa de la mañana.
Palotes, sumas y restas
tus armas son, maestrita,
ganando mansas batallas
ganándolas día a día.

Más información:
Contenido provisto por Revista interCole - www.revistaintercole.com.ar
Ilustración: Iván Novikov

Feliz día Maestra Jardinera!!!

28 de mayo día Internacional del Juego

28 de mayo día Internacional del Juego



Jugar es la actividad creativa infantil por excelencia. El juego es una actividad libre, placentera y gratuita. No se puede obligar a jugar, porque el juego supone una actitud existencial, una manera concreta, positiva y esperanzadora de abordar la vida. Con él y en él, expresamos sentimientos, liberamos tensiones y hacemos posible un sano equilibrio emocional de la personalidad. Necesitamos practicar nuestras habilidades, para crecer con armonía y es con el juego donde lo hacemos, poniendo en práctica aprendizajes y encontrando placer haciéndolo. Nos ayuda a sacar aquello que llevamos dentro, a participar, a movernos, a experimentar, a arriesgar, a relacionarnos, a dar vida ... Entonces... ¿estamos dedicando el tiempo, el espacio, las energías que se requieren para que nuestros niños y niñas disfruten del juego y sus beneficios? ¿O, tal vez, nos estamos perdiendo una oportunidad única para divertirnos juntos, conocernos mejor y crecer como personas?

Artículo 31 de la Convención de los Derechos de niños y niñas (adoptada por la asamblea general de las Naciones Unidas, el 20 de noviembre de 1989):
“Se reconoce el derecho del niño al descanso y al esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes. Se respetarán y promoverán el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística y se propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la actividad cultural, artística, recreativa y de esparcimiento”
Fuente: IPA ESPAÑA


jueves, 18 de mayo de 2017

Los actos en la Educación Inicial

Desde las ciencias sociales en la educación inicial, tal lo manifiesta el Diseño Curricular Ministeriode Educación de la Provincia de Córdoba, “los niños - como sujetos sociales situados en un espacio y tiempo determinados- vivencian, desde que nacen, numerosas situaciones que les permiten interactuar con el ambiente, en un continuo proceso de aprendizaje. En ese marco, la escuela se transforma en un espacio privilegiado para fomentar el intercambio social y la resignificación de esos aprendizajes, permitiéndoles confrontar, ampliar y modificar sus concepciones y brindándoles la oportunidad de organizarlas y sistematizarlas a través de juegos, relatos y experiencias directas, entre otras estrategias”. 
Las fechas patrias -como conmemoración de los acontecimientos históricos relevantes y de homenaje a las personalidades destacadas de nuestra historia-las fiestas locales, los festejos familiares, son momentos de gran relevancia en la vida de los niños y de las comunidades: por lo tanto, son parte de su historia y contribuyen a la construcción de la memoria colectiva. Es posible re-pensar la identidad nacional como un proceso que no se circunscribe a un momento determinado del año, a efemérides o a actos escolares, sino que se construye cotidianamente y al que se puede acceder a través de múltiples oportunidades. Es probable que tanto en la escuela como en el entorno se encuentren huellas, testimonios vinculados a los acontecimientos o personalidades de la historia que se conmemoran y evocan: retratos, esculturas, el nombre de la escuela, la calle en la que está emplazada, monumentos, entre otros. Indagarlos posibilitará a los niños conocer su origen, descubrir y recrear significados y hasta establecer relaciones causales. 
              Desde la didáctica, las efemérides y los actos escolares involucran la pregunta acerca de cómo trabajar con niños pequeños cuestiones que sucedieron hace tanto tiempo, y de cómo encarar el trabajo con la historia y la noción de “tiempo” sabiendo las dificultades que implica para ellos esta construcción. Frente a este planteo nos remite a una cuestión anterior y a la vez ligada a esta, ¿Para qué abordar lo histórico?
Se mira el pasado desde lo que uno conoce, se lo interroga desde el presente. Ese pasado nos deja las huellas a retomar: libros, pinturas, relatos, museos, monumentos, entre otros. La propuesta didáctica debe ofrecer a los niños y niñas oportunidades de contacto con estos testimonios que aportan información sobre el pasado y le dan entidad concreta. 

Cómo abordarlo en la sala:
Lectura de Imágenes. Entrevistas y encuestas a informantes. Salidas de campo. Lectura de objetos. El juego. El Museo en la Escuela.

El acto, sería la etapa final de un proceso que se inició en clases. Deberían ser verdaderas situaciones de aprendizaje, donde hay un motivo que convoca y da sentido. 

Nos quedaría como Interrogante:



¿Cómo podríamos contextualizar los actos otorgándole un significado renovado?

Fuentes consultadas:

Orientaciones didácticas para el nivel inicial.
Dirección General de Cultura y Educación Gobierno de la Provincia de Buenos Aires - 4a°parte -

Diseño Curricular de la Formación Docente. Ministerio de Educación de Córdoba

Otras entradas en el blog


200 años tiene mi Bandera



Lecturas recomendadas 









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Amistad Bloguera de Todo Preescolar

Yo colaboro con blogs amigos

Aula Tic - Un Proyecto Entre Todos